Los grupos de estudio y la gente joven

Gaetan CharlandTras regresar de la conferencia de Budapest, contactó conmigo una de nuestros miembros para preguntarme sobre los diferentes modelos de grupos de estudio que conocía, porque por lo que decía esta lectora en su mensaje, opinaba que las jóvenes generaciones están menos inclinadas a unirse a grupos de estudio de la manera en que están estructurados actualmente.

Esta es una cuestión muy importante asociada con un comentario más importante. La cuestión es fácil de responder, pues en las páginas web de las diferentes organizaciones hay muchas ayudas al estudio, guías, artículos y experiencias que comparten otros lectores acerca del valor de los grupos de estudio y de cómo se pueden organizar y gestionar. La dificultad surge cuando se intenta responder a un comentario como este acerca del interés que tienen los lectores jóvenes por la manera actual en la que se dirigen, organizan o gestionan los grupos de estudio. Al no ser yo un joven lector y al pertenecer a una generación muy diferente (tengo casi 67 años), no me vi cualificado para proporcionar una buena solución a este problema.

Así que le pedí a la lectora que contactó conmigo que me ayudara a comprender y averiguar lo que están buscando los nuevos lectores en los grupos de estudio, pero al mismo tiempo le expliqué el propósito de los grupos de estudio en relación con la misión de El libro de Urantia. Quizá mi petición fuera demasiado exigente o mis expectativas demasiado altas, pues esta lectora no ha respondido todavía a mi petición. Así que, después de compartir mi correo con miembros del comité de grupos de estudio, uno de ellos compartió conmigo su experiencia inicial con un grupo de estudio, para poder adquirir una mejor perspectiva sobre nuevos lectores en grupos de estudio. Le he pedido que escriba un artículo para que puedan beneficiarse otros anfitriones de grupos de estudio.

Entonces, ¿cuál es mi objetivo al escribir este artículo? Estoy buscando a lectores jóvenes a los que les gustaría formar parte del comité, con el fin de que podamos encontrar soluciones a cómo organizar y gestionar grupos de estudio que sean atractivos e interesantes para las nuevas generaciones de lectores. Si no encontramos maneras de reajustar la manera en que hacemos las cosas en los grupos de estudio, podríamos fallar en nuestra meta de crear miles de ellos.

A menudo oímos decir «¿dónde están los lectores jóvenes?» cuando nos reunimos en las conferencias. Creo que los que pueden responder a esta pregunta son los mismos lectores jóvenes.

Si son lectores jóvenes y les gustaría ayudarnos a encontrar respuestas y soluciones a lo  mencionado anteriormente, contacten conmigo en esta dirección: [email protected]

En cuanto a las maneras de organizar y facilitar grupos de estudio, tengo una plétora de documentos y ayudas al estudio que abordan esta cuestión. No puedo dar aquí la dirección web de mi colección porque es demasiado larga, pero si me escriben se la enviaré con mucho gusto.

Gaétan G. Charland
Presidente de Grupos de Estudio
Asociación Urantia Internacional