Urantia Association
Ver en línea | Versión para imprimir

Journal – noviembre 2020

(Nota: para imprimir una copia de este boletín hagan clic al botón Versión para imprimir de arriba. Después de que aparezca la versión para imprimir, hagan clic con el botón derecho en cualquier espacio en blanco y elijan Imprimir)

En este número

Editorial del Journal – noviembre 2020

Suzanne Kelly (Estados Unidos)

Saludos a los compañeros urantianos y bienvenidos al último Journal de 2020 y a mi último editorial como redactora jefa. He sido muy afortunada por ser la redactora jefa de esta publicación durante más de una década y he disfrutado cada minuto. Ha habido muchos artículos maravillosos e ilustrativos de muchas partes del mundo que hemos compartido y traducido y pronostico que habrá muchísimos más de lectores nuevos y experimentados que mejorarán nuestro entendimiento de este increíble libro que es El libro de Urantia.   

El nuevo redactor jefe será Mark Blackham, de Canadá. Mark supo de El libro de Urantia en 1973 cuando se lo enseñó un hombre sin hogar que conoció en una biblioteca. Desde entonces el libro siempre ha desempeñado un papel vital en su vida y le ha servido como guía espiritual e inspiración divina. Actualmente es vicepresidente de la Asociación Urantia de Canadá y trabaja en los comités de Relaciones Públicas y Publicaciones de la Asociación Urantia Internacional, donde colabora con la edición y el diseño gráfico. También presta asistencia al Urantia University Institute en el diseño de planes de estudios virtuales. Mark tomará las riendas como redactor jefe en 2021 y continuará presentando trabajos de descubrimiento e interpretación de las verdades encontradas en El libro de Urantia para compartirlas con el público urantiano que vive una vida azarosa en un planeta azaroso. 

Leer más

Jesús y la política:

Richard Jernigan (Estados Unidos)

¿Cómo conciliamos vivir en el reino y vivir en el mundo?

(Nota de la redacción: Este artículo se basa en una presentación dada en la Conferencia de la Asociación Urantia Internacional 2018 en los Países Bajos)

La política es una parte intensa e inevitable del ser humano. La política se mete cada día en nuestras fuentes de noticias y en nuestra vida diaria. La conciencia política y la opinión pública son tan diversas y apasionadas entre lectores de El libro de Urantia como en el resto del mundo. Basta con mirar los comentarios de lectores de El libro de Urantia en las redes sociales para hacerse una idea. 

Como lectores, ¿cómo dan forma las enseñanzas de El libro de Urantia a nuestra política? ¿Cómo deberían dar forma a nuestra política? 

Jesús era plenamente consciente de los problemas políticos y económicos de su mundo. Un día, en una conferencia sobre el mar de Galilea con Pedro, Santiago y Juan, mantuvo una conversación franca sobre cómo sus apóstoles debían tratar con la política, la economía y los problemas sociales. «Reconocía la necesidad de la justicia social y de la equidad industrial, pero no ofreció ninguna regla para conseguirlas» [140:8.15]. Los autores de esta sección dicen que Jesús no era un reformador político, y que «no cometáis nunca el error de identificar las enseñanzas de Jesús con alguna teoría política o económica, con algún sistema social o industrial» [140:8.10]. En lugar de eso, Jesús buscó «hacer a todos los hombres semejantes a Dios, y luego permanecer cerca con simpatía mientras estos hijos de Dios resuelven sus propios problemas políticos, sociales y económicos» [140:8.18]. El gran objetivo de Jesús fue enseñarnos sin restricciones que Dios es nuestro padre amoroso y que todos somos hermanos y hermanas. Independientemente de quiénes seamos y de lo que creamos, el universo es una gran familia. 

Leer más

Vivir el evangelio y proclamarlo con poder en el siglo XXI

Jeffrey Wattles (Estados Unidos)

(Nota de la redacción: Este artículo se basa en una presentación dada en la Conferencia de la Asociación Urantia Internacional 2018 en los Países Bajos)

Manténganse bajo la cascada... Déjense empapar por la belleza del evangelio de Jesús. Podemos conocer a Dios como un Padre amoroso y misericordioso que ha enviado su espíritu a vivir dentro de nosotros. Somos libres de usar nuestro propio idioma para nombrarlo de la manera que exprese nuestro propio descubrimiento espiritual. Sabemos que somos parte de una familia mundial que está evolucionando lentamente hacia un destino elevado en un proceso que ahora está atravesando una transición difícil y peligrosa, y que con el tiempo conducirá a una nueva civilización basada en significados y valores posmaterialistas.  

Queremos que el mundo entero conozca las verdades dadoras de vida de Jesús y sabemos cómo proclamarlas. Como Jesús nos dio su vida, las proclamamos mediante nuestra vida de pensamientos, palabras y actos. Llenamos nuestros corazones de amor, servimos como podemos y decimos la verdad cuando surge la oportunidad. Sí, vivimos tiempos difíciles para el evangelio. Pero mientras seguimos a Jesús, el «trabajador tranquilo y feliz» [136:0.1], mantenemos nuestro aplomo. Entonces, ¿cómo vamos a llegar al nivel de poder en el que nuestra vida se convierte en una proclamación para nuestra generación en este siglo XXI?  

Leer más

Cómo tener tanto dominio como el Maestro

André Radatus (Canadá)

(Nota de la redacción: Este artículo se basa en una presentación dada en la Conferencia de la Asociación Urantia Internacional 2018 en los Países Bajos)

Todo el mundo conoce la futilidad de predicar sobre lo que es deseable, pero la impotencia general en esta situación es tan grande y la necesidad tan grave que preferimos repetir el viejo error en lugar de devanarnos los sesos con un problema subjetivo. Además, siempre se trata de tratar a un solo individuo y no a diez mil, en el que el problema tendría ostensiblemente resultados más impresionantes, aunque sabemos bastante bien que nada ha ocurrido a menos que el individuo cambie

El efecto sobre todos los individuos que nos gustaría ver materializado puede no establecerse en cientos de años, ya que la transformación espiritual de la humanidad sigue la lenta trayectoria de los siglos y no puede ser apresurada ni impuesta por ningún proceso racional de reflexión, por no hablar de llevarla a buen término en una generación.  -Carl Gustav Jung, The Undiscovered Self, 1958

El psiquiatra suizo y padre de la psicología analítica, Carl Jung, nos recuerda que el mundo necesita menos predicadores y mejores maestros. 

Los estudiantes de El libro de Urantia saben también que la masa de la humanidad progresa una persona a la vez, no enseñándoles en masa sino a medida que están listos para crecer. 

Los jóvenes no suelen ser habilidosos a la hora de enseñar toda la verdad que han adquirido pero que aún no han vivido. 

Mi experiencia al encontrarme con El libro de Urantia en Canadá es un ejemplo de ello. Podría haber evitado más dolor si hubiera entendido que incluso las buenas palabras pueden caer en oídos sordos, especialmente cuando la experiencia no está ahí para respaldarlas. 

Leer más

Comprensión: avanzar en la brillantez desde la visión interior

Mark Kurtz (Estados Unidos)

La capacidad de comprender es el pasaporte de los mortales para el Paraíso. La buena voluntad para creer es la clave para Havona. La aceptación de la filiación, la cooperación con el Ajustador interior, es el precio de la supervivencia evolutiva [26:4.15]. 

¿Comprender a Dios para entrar en el Paraíso? Poco sabemos sobre el Paraíso y lo que podemos esperar ¡y ahora nos informan de que debemos comprender para entrar! Los autores de El libro de Urantia nos están avisando con anticipación de que hay trabajo por hacer. El Paraíso no es automático, debemos convertirnos en candidatos a llegar allí. La comprensión nos hace ser más brillantes y podemos suponer que también da energía a la curiosidad y el deseo de conocer al Padre. Ganar brillantez es un proceso de crecimiento a lo largo de una «eternidad de tiempo». Empezamos simplemente en nuestra esfera de natividad. 

Reconocemos la autoridad muy pronto, pero no la entendemos. Cuando éramos niños no comprendíamos que nuestros padres eran nuestra primera exposición a la autoridad y la ley, pero después quizá comprendimos por qué y cómo aplicaban su ley en el hogar. Más tarde empezamos a cuestionarlas a través de un período de ajuste que podía llevar a comprenderlas mejor. Al final comprendemos que alguien especial nos gusta y quiere pasar tiempo con nosotros. ¿Recuerdan ese momento nítido? Es muy agradable ser consciente de que alguien nos ama. A medida que envejecemos comprendemos más de la vida y luego comprendemos que hay más cosas en el planeta. Empezamos a comprender aún más cuando entendemos que hay un misterio continuo. Nuestro progreso varía según muchos factores. Los «años dorados» podrían ser las mejores experiencias planetarias si trabajáramos en comprender situaciones, vidas, propósitos y al Dios de nuestra imaginación. De manera similar y a gran escala, debemos entender más a medida que avanzamos hacia el Paraíso. 

Leer más

Implantación de la vida en un planeta

Claude Flibotte (Canadá)

¿Quées exactamente el plasma vital? Por lo que yo sé, el plasma sanguíneo no lleva el genotipo de una persona o raza. Entonces, ¿qué más transmite la información genética que no sean los genes de los cromosomas del óvulo y el esperma? Dicho esto, ¿qué implantaron los Portadores de Vida cuando leemos que desarrollaron el modelo de vida aquí mismo en nuestro planeta? 

Hace 550.000.000 de años, el cuerpo de Portadores de Vida regresó a Urantia. En cooperación con los poderes espirituales y las fuerzas superfísicas, organizamos e iniciamos los modelos originales de vida de este mundo, y los plantamos en las aguas hospitalarias del planeta. [Documento 58:4.2, pág. 667.6] 

Esta implantación de los modelos originales de vida (3 implantaciones) se basó en la existencia de sal en el agua del mar. Por esta razón, la sangre que circula en nuestro cuerpo es salada. 

Leer más

Acerca del Journal



El Journal se publica dos veces al año y contiene artículos y ayudas al estudio de lectores y para lectores de El libro de Urantia.  Para leer números anteriores, hagan clic aquí o en la imagen de arriba.

Suscripciones

El Journal está disponible en formato electrónico de manera gratuita para todo aquel que tenga una dirección de correo electrónico. Suscríbanse a nuestra lista de correo para recibir una copia gratuita.

Para recibir copias impresas, pueden suscribirse al Journal con una cuota anual de 10 dólares americanos a través de cualquiera de los métodos siguientes. 

  • Para suscribirse en línea, hagan clic aquí.
  • Para suscribirse mediante llamada telefónica:  +1-773-572-1180
  • Para suscribirse mediante cheque o transferencia bancaria, envíen  solo dólares americanos pagables a “Urantia Association International”. Envíen un correo a: 
Urantia Association International
4000 W Montrose Avenue #606
Chicago, IL 60641, USA

Leer más

Maneras de donar a la Asociación Urantia Internacional

Artista: Carlos Rubinsky
El mundo está cambiando rápidamente y la Asociación Urantia Internacional está en una posición única para fomentar la revelación Urantia de muchas maneras. Con equipos localizados en forma de asociaciones que surgen en todo el mundo, estamos preparados para ayudar a cualquiera en cualquier lugar a estudiar y difundir las enseñanzas que todos apreciamos tanto. 

Además, con los cambios beneficiosos que aporta la tecnología, cada vez más organizaciones están pasando a un modelo de suscripción como forma de hacer donaciones. La Asociación Urantia ha lanzado la Perspectiva Mundial Urantia para aquellos que comparten una visión mundial dinámica de El libro de Urantia. Buscamos partidarios que se suscriban con una donación mínima de 10 dólares al mes para apoyar programas de difusión de las enseñanzas. 

La Asociación solo tiene un empleado remunerado para gestionar y coordinar nuestras actividades en todo el mundo. Todos los demás servicios son prestados por estudiantes entregados que donan su tiempo (y a menudo su dinero) a proyectos que ayudan a acercarnos a nuestro Padre celestial. ¡Gracias a nuestros fieles voluntarios y donantes!  

He aquí una selección de maneras de donar a la Asociación Urantia: 

Leer más