Urantia Association
Ver en línea | Versión para imprimir

Journal – mayo 2018

En este número

Editorial de mayo 2018 del Journal

Suzanne Kelly (EEUU)

Saludos, amigos lectores de El libro de Urantia. En nuestro número de mayo tenemos varios artículos que se centran en la experiencia espiritual personal entre el hombre y Dios que El libro de Urantia intenta transmitir de manera tan elocuente. Buscad y encontraréis, y a medida que leemos estas epifanías increíblemente introspectivas quizá sintamos lo que los autores sintieron cuando escribían sus reflexiones y nos dejaban la energía para que la encontráramos y absorbiéramos.

Nuestro primer artículo es Llamada jesusiana, del Dr. Bruce Jackson. Es difícil encapsular solo una frase de su proyecto, pues es mucho más que un artículo: es una misión, una misión espiritual, física, terrenal y visionaria. El Dr. Jackson ha aceptado la misión y si alguien más está tan divinamente inspirado como él su visión pasa de ser posible a real. «Antes que nada, toda institución educativa basada en El libro de Urantia debe ser una organización centrada en Cristo, guiada por el Espíritu y enfocada en la voluntad de Dios. Para los lectores de El libro de Urantia, esto significa que esté centrada sinceramente en lo siguiente:

Leer más

Llamada jesusiana para recorrer la tercera legua

Dr. Bruce R. Jackson (EEUU)

Propuesta para desarrollar un plan de estudio basado en El libro de Urantia con el fin de certificar a instructores/expertos y líderes de comunidad, regionales e internacionales.

Para ganar almas para el Maestro, no es la primera legua recorrida por coacción, deber o convencionalismo la que transformará al hombre y a su mundo, sino que es más bien la segunda legua de servicio libre y de devoción amante de la libertad la que revela que el discípulo de Jesús ha alargado la mano para coger a su hermano con amor y llevarlo, bajo la guía espiritual, hacia la meta superior y divina de la existencia mortal. Ahora mismo, el cristianismo recorre con gusto la primera legua, pero la humanidad languidece y tropieza en las tinieblas morales porque hay muy pocos discípulos auténticos que recorran la segunda legua — muy pocos seguidores declarados de Jesús que vivan y amen realmente como él enseñó a sus discípulos a vivir, amar y servir. [Documento 195:10.5, página 2084.5 (negrita añadida)]

Este pasaje familiar y desafiante que se encuentra en el documento 195 define en realidad el nombre del estilo de vida y de la religión presentados en la quinta revelación de época: el jesusianismo. Aquí se desafía al jesusiano individual a que siga las enseñanzas presentadas en El libro de Urantia. Es fácil detenerse en el nivel de esta cita y centrarse totalmente en la vida espiritual interior del individuo. Sin embargo, la quinta revelación de época sugiere una tercera legua a lo largo de todo el texto, que trata sobre el servicio a la comunidad y sobre la asistencia espiritual en todo el mundo.

Esta tercera legua es la que vamos a explorar en este trabajo. Comenzará con una definición metafórica musical de cada legua, seguirá examinando las necesidades educativas del movimiento Urantia y sugerirá que se cultive una institución virtual de enseñanza preparada para desarrollar planes de estudio que den apoyo a programas diseñados para certificar a instructores/expertos y líderes. Evaluará brevemente las dos instituciones virtuales principales: la Escuela de El libro de Urantia en Internet (UBIS) y el Urantia University Institute (UUI), señalará sus papeles actuales en el movimiento Urantia y ofrecerá una visión de su importante lugar en relación con los planes de estudio propuestos en este escrito, que ofrecerá modelos sobre los que podrían tomar forma esos planes de estudio. Demostrará la necesidad de adoptar un sentido real de urgencia para comenzar este trabajo y concluirá con una llamada a la participación en esta enorme empresa.

Leer más

Hacer la voluntad de Dios

Bob Ghen Sr. (EEUU)

El libro de Urantia declara inequívocamente que:

Hacer la voluntad de Dios es ni más ni menos que una manifestación de la buena voluntad de la criatura por compartir su vida interior con Dios . . . [Documento 111:5.1, página 1221.2]

¿Qué? ¿En serio? ¿Ya está?

Cuando comencé el viaje por El libro de Urantia, hace muchos años, esa fue mi reacción inicial. En aquel entonces mi búsqueda de significados espirituales entre varios grupos de buscadores bienintencionados solía presentar un «camino espiritual» particular a través de una serie más o menos tortuosa de aros espirituales y «estados de conciencia» progresivos. Cada uno tenía la promesa atrayente de futuras recompensas místicas y también requisitos necesarios antes de poder experimentar directamente a Dios. Para mí personalmente hacer la voluntad de Dios requería un nivel de reconocimiento de la divinidad solo disponible a los que al menos habían llegado al mismo pináculo, a la muy codiciada «iluminación». Y desde ese lugar nos hacemos finalmente perfectos, puros, santos y perfeccionados, literalmente santos. Por no mencionar, por supuesto, que llegamos a ser mucho más «sumamente evolucionados» que los simples mortales no iluminados. Sí, si de alguna manera pudiera llegar a ese estado final, mi búsqueda se cumpliría. De momento, ¡ay !, esa iluminación seguía siendo una esquiva zanahoria espiritual.

Oh sí, aquellos años . . . (suspiro)

Cuando era un novicio de El libro de Urantia creía en Dios (en su existencia), y aun así todavía buscaba descubrir intelectualmente cuál era su voluntad para mí en términos de cada decisión individual, pero sin conocerlo en realidad. ¿Qué quería él que hiciera en cuanto a esto y aquello? ¿Qué debería hacer a continuación? ¿Debería aceptar este trabajo? ¿Debería alquilar esta casa? ¿Debería terminar con este matrimonio tan problemático? Debería… debería… la lista no acababa nunca. Sin embargo, por muy absurdo que parezca, mi fantasioso deseo espiritual era despertarme cada mañana con una lista de tareas escrita por Dios junto a mi cama. ¿De qué otra forma podía saber con seguridad cuál era su voluntad en cada ocasión? La verdad sea dicha, era frustrante y estresante. Sin embargo, durante un tiempo continué creyendo erróneamente que cumplir la voluntad de Dios era, de alguna manera, descubrirlo en cada recodo, en cada bifurcación del camino. Después de todo, ¿no nos enseñan que avanzamos espiritualmente, decisión a decisión? Pero oye, ¿y si tomo la decisión equivocada? ¡Argh!

Leer más

Inspiración y cura que proporciona El libro de Urantia

Susan Lyon (EEUU)

Susan GrzeskowiakRecientemente compré por Internet algunos artículos deportivos para el cumpleaños de mi yerno Tim. Hace unos años creé una cuenta Amazon-Smile. Cada vez que necesito ir de compras por cumpleaños, festivos o cualquier otro acontecimiento familiar, puedo hacer algo que me ha sido económicamente muy difícil de hacer en el pasado: apoyar una causa. Criar a mis cuatro hijos sola hizo que me fuera casi imposible donar a organizaciones y causas tales como la Fundación Urantia y todos sus proyectos de traducción. Ahora Amazon me ayuda a conseguirlo al tomar un 0,5% de los beneficios del total de mi compra, que luego envían a la Fundación Urantia. Cuando necesito comprar para alguien, compruebo primero Amazon-Smile para ver si tienen algo que podría ser un regalo apropiado, y generalmente no me decepcionan. Aprecio la gran variedad disponible y los precios razonables.

Leer más

El libro de Urantia y nosotros

Gaétan G. Charland, Quebec (Canadá)

Cuando las personas encuentran El libro de Urantia experimentan un gran entusiasmo al descubrir algo más grande y verdadero que cualquier otra cosa que hayan conocido jamás. La primera reacción suele ser compartir este entusiasmo con todos los que nos rodean. Para nuestra consternación, los lectores descubrimos enseguida que esas personas no están interesadas en nuestros descubrimientos o en nuestras experiencias.

Alrededor de la una, mientras los ciento veinte creyentes estaban orando, todos se dieron cuenta de una extraña presencia en la sala. Al mismo tiempo, todos estos discípulos se volvieron conscientes de un nuevo y profundo sentimiento de alegría, de seguridad y de confianza espirituales. Esta nueva conciencia de fuerza espiritual fue seguida de inmediato por un poderoso impulso a salir y proclamar públicamente el evangelio del reino y la buena nueva de que Jesús había resucitado de entre los muertos. [Documento 194: 0.1, página 2059.1]

Parece que este pasaje de El libro de Urantia ilustra bien la condición mental típica que tenemos cuando se descubre el libro. Entonces, ¿por qué no produjo en la mayoría de nosotros el mismo efecto que en los apóstoles y los discípulos? Estos primeros creyentes convencieron a cientos y miles de semejantes para que aceptaran la buena nueva. Creo que parte o muchas de las respuestas se encuentran en la narración de la vida y las enseñanzas de Jesús. Puede que haya más respuestas en el «Mandato de Publicación».*

Si repasamos la estrategia de Jesús podemos ver fácilmente que preparó unos cimientos sólidos mucho antes de su vida pública. Perfeccionó sus métodos y su estilo de enseñanza para compartir la verdad. Mejoró su estilo y conoció mejor a la humanidad durante toda su vida anterior al bautismo mientras viajaba por el mar Mediterráneo. Sabía como aprovechar toda oportunidad posible sembrando semillas de verdad y preparando el ministerio de sus posteriores discípulos y apóstoles una vez que partiera de este mundo.

Leer más

Acerca del Journal



El Journal se publica dos veces al año y contiene artículos y ayudas al estudio de lectores y para lectores de El libro de Urantia.  Para leer números anteriores, hagan clic aquí o en la imagen de arriba.

Suscripciones

El Journal está disponible en formato electrónico de manera gratuita para todo aquel que tenga una dirección de correo electrónico. Suscríbanse a nuestra lista de correo para recibir una copia gratuita.

Para recibir copias impresas, pueden suscribirse al Journal con una cuota anual de 10 dólares americanos a través de cualquiera de los métodos siguientes. 

  • Para suscribirse en línea, hagan clic aquí.
  • Para suscribirse mediante llamada telefónica:  +1-773-572-1180
  • Para suscribirse mediante cheque o transferencia bancaria, envíen  solo dólares americanos pagables a “Urantia Association International”. Envíen un correo a: 
Urantia Association International
4000 W Montrose Avenue #606
Chicago, IL 60641, USA

Leer más